La diplomacia también debe funcionar como una red

0

Allá por octubre de 2018, la Fundación fue el organizador local del Encentro Sociedad Civil en
Red en la ciudad de La Plata, el cual se realizó en el anexo del H. Senado Provincial y contó con
la presencia de más de 80 organizaciones civiles de 15 municipios, autoridades políticas de
primera línea, y 17 expositores que abordaron distintas temáticas concernientes a la vida
institucional de estas entidades (se puede ver un resumen acá). Si bien el nombre del
programa “Sociedad Civil en Red” ya nos da una idea a golpe de vista de los conceptos que lo
inspiran, en dicho encuentro fueron profundizadas las nociones del trabajo en red; tanto de las
personas como de las instituciones a las que estas pertenecen.


Este tiempo de pandemia, y el contexto que le seguirá una vez que nuestra vida cotidiana
comience a retomar su cauce habitual, es una oportunidad excepcional para rescatar y
comenzar a implementar estas ideas antes mencionadas. Un trabajo mancomunado, donde
además de hacerse comunes los objetivos se hace común la información –considerada la
materia prima fundamental del siglo XXI-, enmarcado en un paradigma de trabajo colaborativo
donde además de los resultados, se fomenten también los valores de la confianza y la empatía
entre personas e instituciones.


Decimos que la post-pandemia es ideal para revisar estas ideas porque será requerida una
cantidad descomunal de soluciones para problemáticas de diversa índole; social, financiera,
productiva, educativa, de seguridad, entre muchas otras. Estas soluciones incluirán por
supuesto los recursos materiales necesarios, pero además, una cantidad considerable de ideas;
nuevas o no tanto, pero que deben todas poder concretarse de la manera más eficaz e
inclusiva posible.


En línea con la noción de red con la que hablábamos, podemos ubicar al fenómeno que
popularmente conocemos como globalización. La misma se ha caracterizado por ser una red
global, sobre todo de carácter financiero e informático, donde el dinero y la información fluyen
inmediatamente de un lado a otro, cosa que en el mundo de la materialidad se ha traducido en
mayor apertura para bienes, servicios y fuerza de trabajo. El paradigma de la globalización está
siendo seriamente cuestionado por el rebrote de las fuerzas aislacionistas que gobiernan, en
forma de nacionalismos, algunas de las principales economías del mundo. Sin embargo, esta
nueva normalidad muestra que sólo mediante la acción coordinada y colaborativa entre
Estados, corporaciones y organismos multilaterales se puede poner un freno al avance del
virus. Esta idea se replica en las demás agendas transnacionales, con el cambio climático a la
cabeza, seguido del terrorismo, el tráfico de drogas, personas y armas, entre otros.


Hacemos alusión a este fenómeno porque, en los tiempos que vienen, habrá que coordinar
esfuerzos para reactivar a la vapuleada economía argentina, así como recomponer los lazos
sociales. Para tal fin, además del esfuerzo de todos los nacionales, será necesario estar prestos
a la colaboración que desde otras naciones u organismos pueda ser facilitada; y no hay mejor
articulador de las demandas sociales que las mismas organizaciones que la sociedad se da a sí
misma. Aquí es donde la articulación público-privada, Estado-sociedad, se hace fundamental.


Una diplomacia que actúe en forma de red, donde autoridades de todos los niveles estaduales
trabajen estrechamente con las OSC capaces de canalizar este tipo de esfuerzos, será una
pieza clave para la reactivación nacional. Si es cierto que de toda crisis nace una oportunidad,
esta es la nuestra para cimentar las bases de una diplomacia que mire también a la sociedad
civil, que trabaje entendiendo la realidad transnacional en la que está inserta, donde no son
sólo los Estados los que marcan el ritmo del devenir global. Una oportunidad para reconocer y
ensalzar el talento argentino, fomentando actividades de alto impacto positivo en sus
destinatarios y procesos que generen valor agregado en un nicho que tiene mucho para ofrecer

Leave a Reply

Your email address will not be published.